Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

El Rol de las Aguas Residuales en la Economía Circular

01-12-2017

Existen muchas definiciones sobre qué son las aguas residuales, pero todas coinciden en que son la combinación de efluentes de distintos orígenes; doméstico, comercial, institucional e industrial incluso aquellos provenientes del sector agrícola-ganadero.
El problema actual reside en que, a nivel mundial, se considera que más del 80%, de estas aguas, se libera al medioambiente sin tratamiento alguno. Es decir, sin haber pasado por algún proceso que elimine los contaminantes que componen el líquido, y lo hacen nocivo para el medioambiente y las personas. Una cifra alarmante, si se considera que el sector agrícola-ganadero y el industrial son los mayores consumidores de agua potable.
Aquí es donde la Economía Circular, comienza a destacarse como el nuevo paradigma a aplicar, principalmente en el ámbito de los negocios y el emprendedorismo.
La economía circular, se caracteriza por propiciar la productividad al tiempo que protege los recursos empleados y disponibles, y el medio ambiente, minimizando el impacto de las actividades económicas en este. Busca  producir más con menos. Ahorro de energía, diminución de contaminantes, reciclado de residuos y alta eficiencia son algunas de sus premisas.
Considerando este modelo, las aguas residuales, podrían dejar de ser vistas como un problema y un desecho, costoso, a gestionar, para convertirse en un recurso.
Luego de un tratamiento, que podrá ser químico, biológico, o físico, las aguas residuales pueden ser reutilizadas, como insumos en diversos procesos productivos, ya sea como fuente de energía, calor o como líquido
La transformación de las aguas residuales de residuo a recursos, disminuye notablemente el impacto en el medioambiente, mejorando la calidad del agua disponible, de los ecosistemas existentes y en definitiva de la vida de las personas.
El uso de las aguas residuales como recursos, produce beneficios económicos, sociales y medioambientales. Si cada institución o empresa que genere cantidades considerables de aguas residuales, puede ella misma reciclar el agua y reutilizarla en sus procesos o aportarla para el proceso de otras, la economía circular comenzaría a funcionar, multiplicando beneficios con cada inicio de un nuevo ciclo.
 
 
 
Fuente: “Aguas Residuales El Recurso Desaprovechado”. Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos (2017).
 

 

 

Volver