Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

PROYECTO EN VIGO

08-01-2018

En esta ocasión les presentamos uno de nuestros últimos proyectos, la instalación de una planta depuradora en Vigo.
La planta tiene como objetivo depurar el agua residual de los procesos propios de la industria automotriz: agua con aceites, detergentes, entre otros productos contaminantes.
Con este objetivo en mente, se diseñó un proceso compuesto por 4 etapas, donde cada una  es clave, formando parte del tratamiento global del agua, buscando optimizar los resultados: aumentar el agua limpia reutilizable, disminuir lodos y cumplir con los parámetros límite establecidos por la normativa vigente en caso de vertido.
 
Las 4 etapas del proceso:
En la primera etapa, DECANTACIÓN, las aguas del proceso llegan a un decantador tronco-cónico, en el cual se precipitaran los lodos que contenga el agua residual. Esos lodos serán llevados por una bomba neumática a un deposito D4 (gestión externa).
El agua decantada pasa por un rebosadero, ubicado en la parte superior, del decantador, para llegar a D2.
Aquí comienza la segunda etapa del proceso, la SEPARACION DE ACEITES. Junto a D2, se ubica un separador que toma aceite de la superficie y luego por gravedad deposita en una cubeta el agua y en otra el aceite, realizando así la separación. Mediante bombas el agua separada volverá a ingresar al D2, mientras que el aceite será llevado a un depósito GRG (gestión externa).
Una vez que agua y aceite han sido separados se pasa a la etapa de FILTRACION. La fase acuosa D2, pasa a un filtro banda que retiene las partículas todavía en suspensión, y luego llegará al depósito de neutralización, D3. La última etapa, de EVAPORACIÓN, la realiza el evaporador de C&G IBERICA modelo V-NT 5000, que se ubica junto al depósito D3, y de éste aspira el agua para ser evaporada. Una vez el agua ha sido evaporada se envía a un depósito de acumulación para ser reciclada en procesos industriales. Por otro lado el concentrado resultado de la evaporación, será llevado a D4, donde se juntará con los lodos producto de la etapa de decantación, para ser gestionados externamente.
Con este proceso se logra el tratamiento de hasta 5m3 diarios, con una minimización de residuo final inferior al 3%, sin necesidad de reactivos (solo antiespumante) y, por su calidad,  el reaprovechamiento del agua destilada de  aproximadamente un 95%.

 

Volver